Sobre la adolescencia ¿Están “fuera de control” o no l@s conocemos?

http://vamiha.com

Me sorprende la cantidad de bibliografía que podemos encontrar acerca de la adolescencia. Desde diferentes aproximaciones, escuelas, utilidades y épocas se ha escrito innumerable información acerca del tema. (Ninguna podría decir por si sola toda la verdad acerca de esta compleja edad de la vida) Sin embargo, a veces tengo la percepción de que en el fondo no sabemos mucho de estas personas, chicos y chicas, que transitan por su etapa adolescente, o bien, sólo nos hemos aproximado parcialmente a su mundo. ¿Porqué lo digo?, piénselo, en cualquier otro momento histórico y cultural esta etapa singular de la vida habría sido experimentada y vivenciada de manera completamente distinta, tanto por el adolescente como por los adultos.

http://vamiha.comUn ejemplo de esto es que en 1920 (y todavía hoy en ciertas comunidades de nuestro país) una persona de 20 años habría sido ya casada, o comprometida, posiblemente en vía de formalizar una familia, habría adquirido para entonces responsabilidades y deberes relacionados con la crianza, manutención de un hogar, el cumplimiento de un trabajo, etc., cuestiones que ahora vemos como propias del “mundo adulto”.  Concretamente, la adolescencia existe como un constructo social, es decir, sólo tiene sentido al estar insertada en un contexto dado y se define por su concordancia u oposición ante los principios morales y socio-culturales establecidos. No existe algo como “la adolescencia” en sí misma, existen los adolescentes, y los adolescentes no pueden definirse ni explicarse, por que no son una cosa estática, son en relación con los otros: adultos, niños, ancianos. Además habrá que considerar que generación con generación, esta etapa de la adolescencia se va transformando junto con los avances o deterioros del mundo. 

Actualmente, podemos encontrar en textos teóricos diversas etapas de la adolescencia: la pubertad, algunos autores hablan de preadolescencia, juventud, o adolescencia tardía. Habrá quien nos diga que comienza a los 11 años, otros dirán que a los 13, habrá quien concluya que termina a los 18 o tal vez pasados los veinte… sin embargo mi opinión es que los adolescentes no se comprenden revisando teorías o poniéndonos de acuerdo en cuando comienza esta etapa o cuando termina, los adolescentes se conocen teniendo contacto con ellos. Es a través de convivir, escucharlos, conocer sus intereses, sus inquietudes, sus planes y sueños que podemos darnos una idea de cómo están transitando esta etapa vital en la actualidad.

Citando a Anna Freud: “Los adolescentes son por demás egoístas, se consideran el centro del universo y único objeto de interés; sin embargo, nunca como en esta época de la vida se revela tanta capacidad de abnegación y de sacrificio.” (Freud, 1961) 

Este constructo social que nombramos adolescencia es una etapa más en el continuo de la vida y la existencia misma, un momento de asimilar cambios, asentar conocimientos, vivenciar deseos. La adolescencia es, entre otros muchos factores, un estado mental. Desde mi punto de vista, asumir que hay una etapa adolescente y tratarla de explicar, sólo hace que nos alejemos más de la realidad que viven los adolescentes. Intentando comprender que les sucede con explicaciones y teorías, paradójicamente dejamos de entender su realidad, volátil y constantemente cambiante, y los matices de su experiencia. Dejamos de acompañarlos para intentar teorizarlos cuando su mundo resulta difícil del aprehender. 

En algunas representaciones de la adolescencia son predominantes el miedo, la fragilidad, las dificultades, sufrimientos, despreocupación e inconsciencia. Resulta preocupante el poder de estás afirmaciones cuando pensamos en que los adolescentes lo llegan a creer y se auto etiquetan. Lo cierto es que el adolescente “es un ser tan complejo, tan polimorfo y tan diverso que siempre escapa en algún aspecto a toda definición. Sus facetas son demasiado numerosas” (Kant, 1929)

Socialmente, la adolescencia se ha convertido en ese periodo intermedio entre dos edades y es el producto de condiciones socio-culturales determinadas, caracterizado por la madurez sexual, la atracción por nuevas experiencias y el deseo de contacto. Los adolescentes son chicos y chicas que están más inmersos que nunca en “su mundo”, el cual se enriqueció y se diversificó, formando un grupo social con valores y usos compartidos, donde los adultos, intentando comprenderlos, hemos quedado excluidos. La adolescencia es, sin duda, idealización para algunos y reprobación para otros. 

Textos revisados 

Freud, Ana. El yo y los mecanismos de defensa. México, Ediciones Culturales Paidos 2012, 10a Reimpresión (2016)  

Fize, Michel. Los adolescentes. México, Fondo de Cultura Económica 2007, 2a reimpresión (2013)
Please follow and like us:
error
  Subscribe  
Notify of