¿SABES QUE ES EL AGOTAMIENTO EMOCIONAL?

http://vamiha.com

¿Te ha sucedido que hay días que simple y sencillamente no tienes ganas de hacer nada? La prueba fehaciente de que algo está pasando, es cuando logras identificar que hay un cansancio desproporcionado que ni durmiendo desaparece.

Desafortunadamente la gran mayoría de las personas minimiza estos síntomas, recordemos que en el mundo de la salud (medicamente hablando) si te duele algo, es real y por lo tanto debes atenderte, pero si tiene que ver con las emociones echándole ganas se te pasara…

Todos necesitamos al menos una vez en nuestra vida del apoyo psicoterapéutico, sin embargo en nuestra actualidad, muchos le restan importancia a su salud, cuando de ir al psicólogo se trata

pues si no están locos ¿verdad?

El agotamiento emocional es un estado al que se llega (no es que este te llegue por arte de magia) es la acumulación de esfuerzos bien intencionados, pero mal agradecidos. Es decir, das mucho sin que se valore, al grado de quedarte vacío.

Al hablar de agotamiento incluimos de todo un poco, trabajo, responsabilidades en casa,  problemas escolares, de crianza, con la pareja, económicos, etc. Mismos que se vinculan a lo emocional y a lo cognitivo.

El agotamiento emocional es el resultado que se obtiene después de haber transitado un largo tiempo dando y dando y dando, hasta que  la persona se vive sin energía, sin ganas de hacer  e incluso sin ganas de ser, esta última sería un foco rojo.

Este desgaste lleva a las personas a una parálisis existencial, puede desarrollar una depresión, una enfermedad crónica, ideaciones suicidas o incluso la culminación de la propia vida.

La carga que ha llevado por determinado tiempo de forma literal ¡ya no la aguanta! y aunque el agotamiento emocional se experimenta como un cansancio mental se acompaña a la perfección de una gran fatiga física.

Para las personas que se viven con agotamiento emocional hay una sensación de pesadez que los imposibilita para seguir adelante, no por nada en las diez principales causas de muerte en el país se posicionan las enfermedades mentales.

Una de las causas del agotamiento emocional es el desequilibrio que hay  entre lo que se da y lo que se recibe, son personas que se caracterizan por entregar todo, así que sería bueno te replantearas la respuesta, cuando te preguntan ¿Qué estás dispuesto a dar en tal o cual situación?

Algunas de las circunstancias más comunes donde se dispara el agotamiento emocional son por ejemplo, un empleo en el que existe el riesgo latente de despidos, en un hogar donde la violencia familiar es el pan nuestro de cada día, cuando se vive en una relación de pareja con codependencia.

Lo usual es que este tipo de personas carezcan de tiempo para sí mismas, no reciban el reconocimiento o consideración suficiente, son las que siempre tienen que aparentar ser las más fuertes o el que siempre aguante todo… ¿te suena familiar?

Los principales síntomas antes de que aparezca el agotamiento emocional son:

Cuando la persona se siente fatigada todo el tiempo (cansancio físico) y a pesar de que incluso vaya despertando, se tiene la sensación de no haber dormido lo suficiente.

La irritabilidad

es otro síntoma común, pues la persona agotada se ve de mal humor y la sensibilidad está a flor de piel ante cualquier crítica o gesto de desaprobación.

El distanciamiento afectivo

hace que las personas sean cada vez más planas al momento de demostrar afectos.

Por contradictorio que parezca el insomnio es otra característica pues el rumear ideas que traen en la cabeza hace que sea difícil conciliar el sueño reparador.

Quien sufre de agotamiento emocional comienza a actuar por inercia pues existe una falta de motivación, que hace que la persona actúa por la obligatoriedad de rol que desempeña.

Los olvidos se vuelven frecuentes en su actuar, pues hay una saturación de información y responsabilidades que con facilidad olvidan las pequeñas cosas.

Estas personas se confunden con facilidad, pues cada actividad implica un mayor desgaste por lo que se presentan dificultades para pensar o lo hacen con lentitud en comparación como lo hacían antes.

http://vamiha.com

Aunque suene ilógico la mejor forma de superar el agotamiento emocional, es descansando, y al mismo tiempo se tienen que restructurar las actividades cotidianas donde se priorice tiempo de calidad para sí mismos, relajarse y estar tranquilos y obviamente tener un acompañamiento de personal especializado en la salud mental, de no ser así el nivel de agotamiento seguirá incrementando.

Para finalizar es de suma importancia sensibilizarnos frente a situaciones así y/o frente a la salud mental en general, pues nuestra vida se encuentra en riesgo.

“Sin salud mental, no hay salud”.

http://vamiha.com

Please follow and like us:
error

Escrito por... 

soy una mujer comprometida con su ser y hacer, me encanta la lectura acompañada de un buen café o aniz, amo la música escucharla y bailarla, disfruto de una buena compañía (familia y/o amigos) conocer gente nueva, amo viajar. Mi formación académica inicio en la UAT como Psicologa Social, posteriormente curse la Maestría en "Psicoterapia Gestal" por el CHUM, cuento con un Diplomado en "Constelaciones Familiares" Orgullosamente por el Instituto VAMIHA y con un Diplomado "Bioetica para el profesional de la salud" por parte del observatorio Mexicano de Bioetica OMEBI

  Subscribe  
Notify of