RECOMENDACIONES PARA PADRES (PARTE DOS)

¿Qué tal te fue con la tarea de reconocerte en tu hij@ a través de sus actitudes y/o comportamientos? Vaya menuda lección de la vida ¿verdad?

No es tan habitual reconocer que nuestros hij@s  se pueden llegar a sentir más comprometidos con su ser y hacer cuando nosotros como padres los formamos desde el lado amoroso, es decir, dejamos de lado la violencia y rigidez en la que muchos crecimos.

Definitivamente la piedra angular para mí son los valores, esos valores que nos hicieron ser los hombres y mujeres que somos hoy en día,  tan necesarios para todas las generaciones  (aunque usted no lo crea). Y el plus en este aspecto es tener siempre presente que los valores son bilaterales, se dan de hijos a padres, pero también de nosotros hacia ellos, sino ¿de que otra forma se inculcaría?

Los valores  se predican con nuestro ejemplo queridos padres de familia, ¡no con nuestras palabras! Las palabras se las lleva el viento. ¿Cuántos de ustedes, tocan el cuarto de sus hijos antes de entrar? ¿Cómo se conducen ellos al entrar a algún lado? ¿O se pasan de largo por que están en confianza? El mayor referente que tiene cualquier hij@ es su papá y su mamá.

Y ante  los dilemas de modernidad de una generación a otra, no entres en conflicto con ellos, no pelees como si fueran iguales, recuerda que tú eres una figura de autoridad y eso no significa que no puedas ser amable o que tengas sentido del humor. Simple y sencillamente que te preceden años en experiencia, mismas que puedes poner al servicio de tal o cual situación.

Por otro lado aprende a escuchar y ¡ojo! Dije escuchar, no oír, aunque se hacen con un mismo sentido, no significan lo mismo, como diríamos coloquialmente, el oír me entra por un lado y me sale por el otro, estoy físicamente pero en pensamientos, sentimientos y emociones ando muy lejos de la persona que me habla. ¿Te ha pasado que tu hij@ llega todo emocionado a casa y te quiere contar sus aventuras del día y por estar “ocupado” en alguna actividad “importante” no prestaste atención? Y cuando quiere que lo aconsejes, no sabes ni que decir… pues eso es oír y déjame decirte que con situaciones así, nuestros hijos se alejan de nosotros y prefieren compartirles sus cosas a sus “amigos”.

El escuchar me permite conectarme con quien tengo en frente

Es como cuando me encuentro a mi comadrita o compadrito y de darle el saludo, se me fueren 25 minutos, donde nos contamos y pusimos al corriente de lo que nos ha pasado en el tiempo que no nos habíamos visto. Si esto nos pasara con los hijos, hablaríamos de una relación nutricia y que se retroalimenta.

Te invito a que lo pongas en práctica, es una experiencia rica… aprende a escuchar sin sermones, lo más seguro es que algo de lo que te cuente, no te va a gustar, sin embargo es bueno saber cómo se siente, que problemas tiene y cuáles son sus necesidades. Y si sientes el deseo incontenible de sermonearlo, ¡pégate un diurex a la boca! Escucha por el amor de Dios, detrás de todo ese adolecer hay una emoción que necesita que juntos la procesen. Y si después de todo ello quieres aportarle algo, plantéale como lo harías tú, no le digas que es lo que tiene que hacer; nadie aprende en zapatos ajenos, confía en él, ¿qué es lo más que puede pasar? Que se caiga… y entonces estarás allí para ayudarlo a incorporarse. No lo juzgues, no te burles, no le digas que lo hizo mal; eso ya lo sabe, piensa antes de regarla.

La escucha va muy de la mano con el atrevernos a hablar con nuestros hijos, sobre todo de aquellos http://vamiha.comtemas que nos causan terror u horror como por ejemplo sexualidad y adicciones, apóyalo para que aprenda a tomar decisiones, aunque muchos creemos que lo mejor es que se independicen, todo lleva su tiempo, no los soltemos antes, enséñale a que también puede poner límites y que en ocasiones le tocara nadar contra corriente y que le costara defender sus ideales, sobre todo en el grupo de pares, la presión del mismo es lo que en la mayoría de las ocasiones los pone en riesgo.

Y por último pero no menos importante.

apóyalo para que realice actividades sanas y divertidas, acércate y conoce a su grupo de amigos, si alguno consideras que puede influir negativamente, no le prohibas su amistad, acompáñalo y permanece muy al pendiente de cualquier situación, acompáñalo en este baile en vida.

http://vamiha.com

Please follow and like us:
error

Escrito por... 

soy una mujer comprometida con su ser y hacer, me encanta la lectura acompañada de un buen café o aniz, amo la música escucharla y bailarla, disfruto de una buena compañía (familia y/o amigos) conocer gente nueva, amo viajar. Mi formación académica inicio en la UAT como Psicologa Social, posteriormente curse la Maestría en "Psicoterapia Gestal" por el CHUM, cuento con un Diplomado en "Constelaciones Familiares" Orgullosamente por el Instituto VAMIHA y con un Diplomado "Bioetica para el profesional de la salud" por parte del observatorio Mexicano de Bioetica OMEBI

  Subscribe  
Notify of