Pasajeros

https://vamiha.com

Cuando tomamos un medio de transporte nos convertimos en pasajeros. Los pasajeros son personas que viajan a tu lado hacia un destino en común, en ocasiones sin tener contacto alguno, y en otras, con un saludo o con una ligera plática de pocos minutos. En mi caso es más probable que sea una pasajera que revisa que sea el asiento correcto y da un saludo de cortesía y ya, después de eso entro en modo autista, es decir, me desconecto del entorno de mi acompañante y del mismo transporte.

Con esta breve descripción del cómo llevo a cabo el viaje quiero realizar una analogía con la vida. Nosotros realizamos al ir viviendo cada etapa un viaje y los seres humanos que nos acompañan son los pasajeros, unos mantienen una estadía permanente y otros parten tan rápido como pueden porque van en otro viaje. En mi viaje han sido pasajeros a mi lado familiares, maestros, compañeros de escuela, de trabajo, vecinos y conocidos; algunos aportaron elementos de por vida y yo elegí que continuaran a mi lado, aun cuando algunos de ellos su corporalidad no esté, pero sí de manera esencial.

https://vamiha.comY de los pasajeros que llegaron para quedarse, son desde mi visión los que han dado sentido a mis relaciones de pertenencia a la vida, de vivencias compartidas, de tener la certeza de que si los necesito con un mensaje y una llamada están para mí. Incluso si no podemos vernos tener pláticas de horas, de profundas situaciones y de temas existenciales, o también de temas sin sentido, pero de momentos que nos hagan trascender, y lo más importante: sin sentirnos enjuiciados el uno por el otro, respetando las diferencias y así hacernos sentir amados.

En mi experiencia viajera me he sentido cómoda con pasajeros como mis padres, hermanos, y uno que otro familiar. Enfatizaré en un pasajero que me marcó desde que lo vi la primera vez por su vestimenta tan peculiar y la comodidad que transmitía al llevarla puesta, me asombró su capacidad de compartirse no solo en conocimientos, si no en la esencia de su vida y lo que desde él aportaba. Él me mostró que no se necesitan lazos sanguíneos para crear tu familia, con él aprendí a ser auténtica sin temor a que el otro me acepte o no, respetando también su derecho si no desea construir una relación conmigo, a gozar lo que si poseo y no aferrarme a lo que no puedo tener y soltar con amor.

Este ser humano es con quien más me he sentido acompañada y con el que me he encontrado en mi ser y en mi hacer, me mostró que puedo gozar y ser yo. Antes de verdad no me había dado cuenta, por los muchos bloqueos de mi historia de vida, comprendí que había procesos que tenía que soltar, porque si esos ya no se identificaban conmigo ya no sumaban, y entonces ¿para qué seguía ahí? Ese hombre que tanto amo y admiro me enriqueció de una forma que solo el amar permite, el ser libre y elegir la forma que nos sea más gratificante para demostrarlo.

https://vamiha.comHe tenido más pasajeros extraordinarios en mi viaje, pero por hoy quería tenerlo presente en mis líneas, haciendo palpable la importancia de compartir conmigo y contigo que me lees al enriquecer y vibrar mi alma. A veces podemos viajar juntos con sueños, metas, ser trascendentales para alguien o simplemente aprender unos y otros. Piensa en los viajeros con los que has pasado la vida, en lo que representan en tu existencia y las relaciones que has decidido construir. Gracias a cada pasajero que llegó, temporal o permanente, porque con ellos, yo he tenido momentos de amor, risas, llantos, miedos y más emociones. He entendido que lo pasajeros también se van, en otras rutas, otros senderos, a otros mundos y que después de todo las ausencias también son presencia, y ellos lo estarán en mis memorias.

Por: Psict. Aleida Salomé Martínez Quezada

Please follow and like us:
  Subscribe  
Notify of