LA COMPLICACIÓN DE LA EXISTENCIA HUMANA

http://vamiha.com/

Aunque no existe una situación en particular que pueda causar caos en la existencia humana,  me atrevo a plantear que existe algo en específico que pone de cabeza a varios… y puedo decir que no es un sentimiento fácil de describir y aunque muchos pudieran argumentar desde sus experiencias de vida que es una pérdida de tiempo o peor aún, que quienes se aventuran en el mismo están condenados al fracaso o sufrimiento; la realidad es que “el amor” es el motor que nos da vida! Y quien no lo crea, como diría Paracelso… “no comprende nada, pues quien comprende, también ama”.

El amor requiere de conocimiento, conocimiento de la otredad, pero sobre todo conocimiento de uno mismo, no es algo que encontremos al azar,. Creo fielmente que coincidimos en este mundo con las personas para aprender algo en particular y así, a través de su energía,  florecer y tomar conciencia de algunos puntos ciegos que nos impiden vivir en plenitud.

Y aunque para la mayoría hoy en día solo es cuestión de placer, no podemos reducir la importancia del mismo, uno de los errores más comunes en el arte de enamorarse, es confundir el estar con el permanecer, cuando dos personas se permiten romper el hielo y conocerse el uno al otro, surge una de las experiencias más excitantes de vida y esta puede estar acompañada de atracción sexual y consumación, aunque ésta se torne efímera, por tal motivo me atrevo a decir que el amor es todo un arte como diría Erich Fromm.

http://vamiha.com/Por lo tanto la piedra angular del amor, dependerá de la existencia de cada persona al cuestionarse los siguientes aspectos: ¿Cómo lo quiero? Y por ende ¿cómo lo daré,? pues este regresa como un bumerang con cosas nutricias o toxicas según sea el caso ¿Con quién? Como un acto de libertad  pues no es algo determinado e incluye sus múltiples variantes, fraternal, parental, romántico-erótico, etc. ¿Cuándo? Desde la total apertura del sentir o ¿para qué? Este como sentido de vida y no como un mero aprendizaje social repleto de prejuicios y moralidad. Pero seamos realistas, esto no es así, en nuestras memorias a través del tiempo, no se nos ha enseñado a reflexionar ni a cuestionarnos todo esto, más bien pareciera que el amor es un ente que te genera angustia y desvalidez frente a la sociedad.

Creo que el éxito del amor se cimienta en el “dar y recibir” como lo plantea Bert Hellinger, éste como una danza siempre activa, continua y placentera, ya que si este cae en el bache de la pasividad tiene el riesgo de fracturarse o hasta perderse.

Este dar terriblemente lo confundimos con el dejar de ser de forma genuina y autentica para entregarse al otro, tratando de agradar “siempre” y corriendo el riesgo de quedarse vacío.

El “dar y recibir”  produce felicidad ya que en este acto me comparto, con mis rasgos amorosos y llenos de vitalidad, y al mismo tiempo con mis partes oscuras y egocéntricas, porque no solo se ama lo bello, sino también la imperfección de lo humano, dando paso a la creación del “nosotros” espacio que nos permitirá nutrirnos y evolucionar, creando mutuamente en nuestro ser y estar, el cuidado, la responsabilidad, el respeto entre muchos otros aspectos. Este intercambio ocurrirá a nivel material, sexual, emocional, mental y espiritual.

Gran parte de los problemas en una relación de pareja no se debe a la falta de amor, sino a como damos lugar a este equilibrio tan necesario para mantener vivo el vínculo y así dar paso al amor real, el cual implica reconocer y asumir los propios vacíos abriendo la posibilidad de aceptarnos tal cual somos.

En una relación sana es necesaria la evolución donde se  integra una extensa variedad de conflictos y diferencias, probablemente sea menos apasionada, menos impulsiva y por ende menos descontrolada, por eso hacer pareja y amar es cuestión de grandes.

Y con todo esto solo falta dar repuesta al cuestionamiento del millón de dólares ¿Para ti qué es el amor? ¿Valdrá la pena enamorarse? ¿Te arriesgas o prefieres ser un espectador? la última palabra, indudablemente la tendrás tú… mientras deléitate con “el amor de mi vida” de Pablo Milanes.

Please follow and like us:
error

Escrito por... 

soy una mujer comprometida con su ser y hacer, me encanta la lectura acompañada de un buen café o aniz, amo la música escucharla y bailarla, disfruto de una buena compañía (familia y/o amigos) conocer gente nueva, amo viajar. Mi formación académica inicio en la UAT como Psicologa Social, posteriormente curse la Maestría en "Psicoterapia Gestal" por el CHUM, cuento con un Diplomado en "Constelaciones Familiares" Orgullosamente por el Instituto VAMIHA y con un Diplomado "Bioetica para el profesional de la salud" por parte del observatorio Mexicano de Bioetica OMEBI

  Subscribe  
Notify of