Jaques-Marie Emile Lacan

http://vamiha.com

Este mes, el día 9 de septiembre, se conmemora la muerte de quien en vida fue el medico personal de Picasso, psicoanalista francés que junto con Sigmund Freud y Melanie Klein, fue uno de los grandes bastiones en la escuela psicoanalítica, dando a sus audiencias un despliegue característico de principios teóricos basados los textos de Freud y otras corrientes filosóficas que incluiría en su praxis.

El fue Jaques Lacan, tuvo una formación rigurosa en medicina psiquiátrica y posteriormente se formo como psicoanalista. Vivió esta época por la mitad del siglo XX y procuró mantener los principios teóricos de los que había hablado Freud anteriormente como el inconsciente, las pulsiones y el instinto de vida y muerte.

Descrito por Rudolph Lowenstein como «inanalizable», logro aún con eso, llegar a ser nombrado titular de la SPP* en 1938. , también perteneció a la Asociación Internacional de Psicoanálisis, hasta 1963 cuando fue expulsado. Fundó junto con Lagache la Sociedad Francesa de Psicoanálisis que duró 10 años y alcanzo los 609 miembros en 1979 y fundó la Escuela Freudiana de Paris en 1964, donde buscaba perseguir su objetivo de la restauración de la verdad en el campo abierto por Freud, y denunciar las desviaciones que obstaculizaran su progreso, ya que desde su punto de vista los conceptos psicoanalíticos se estaban desvirtuando.

Lacan no es solamente un comentarista de la obra de Freud, sino que comenzó a darse cuenta de que el psicoanálisis estaba cayendo en una «psicología del yo» (descrita por Hartman) en la que ya no se llevaban a cabo los principios propuestos por Freud. Lacan se dedicó a rescatar estos principios e innovar las ideas descritas, haciendo lo que algunos llaman una revolución del psicoanálisis. Su postura en contra de la psicología del yo estaba sostenida en la creencia de que eso estaba al servicio del estado para crear ciudadanos dóciles y obedientes que se adaptaban a su medio.

En sus seminarios hablaba de las obras de Freud, sosteniendo siempre que había que revisar cuidadosamente los conceptos que el había descrito. También introdujo su concepción de la dinámica psíquica que explicaba con tres «registros»: lo imaginario, lo simbólico y lo real, cuyas características se pueden ver al seguir el desarrollo del infante.

En los primeros meses de vida del niño, Lacan refiere el estadío del espejo, donde habla de que las crías humanas son totalmente dependientes de sus padres, y el niño se vive fragmentado por sus limitaciones corporales para ser autosuficiente, recibiendo un impacto considerable al reconocer por primera vez su reflejo completo, literal y proyectado en el otro, alcanzando a entender que eso que ve reflejado es el mismo. Logra proyectar entonces un ego unificado que va a desarrollándose en la relación con los otros. Este estadío caracteriza el registro de lo imaginario, el yo consciente y la realidad cotidiana ya que es ficticio y formulado por las proyecciones que construimos en otra personas.

Para Lacan el inconsciente es el registro simbólico, que para muchos tiene una connotación anárquica, es un miasma de instintos salvajes, ante o que este autor no está de acuerdo. En una de sus afirmaciones mas reconocidas dice que «el inconsciente es estructurado como un lenguaje», constituyendo esto uno de sus grandes aportes al psicoanálisis; cree en que el deseo tiene una lógica, que toma del estructuralismo linguistico, donde distingue un significante y un significado. Para Lacan el lenguaje no es el habla del ego consciente, si no aquello de orden inconsciente.

El registro real, según sus estudiosos, es el más difícil de explicar con conceptos o definiciones, se refiere a todo lo que queda fuera de los registros anteriores, tiene que ver con cómo se nos presenta la realidad en la conciencia a través de nuestros sentidos, incluyendo lo siniestro e inexplicable de la vida, ya sea por que esta distorsionado o por su carácter decepcionante. Referente a este registro real, Lacan nunca dejó de intentar comunicar un hecho muy difícil: lo extrañas, inmaduras y solitarias criaturas que somos. Nos negamos a reconocer esto y no hay tiempo suficiente para absorber la pena que encierra este conocimiento.

Lacan constantemente ponía a prueba nuevos métodos en su práctica clínica, en el intento de hacer del psicoanálisis una parte cotidiana de nuestras vidas. Para él, el espacio psicoanalítico, era el lugar natural para luchar con los interrogantes del ser humano.

Las aportaciones, ideas y conceptos de este personaje son complejas y extensas y no pretendo en este espacio abordar de ninguna manera su obra, más bien es un intento de reconocer y recordar a Jaques Lacan como uno de los psicoanalistas mas importantes del mundo contemporáneo, cuya obra sigue vigente y se vive de manera profunda y con extensas implicaciones en la vida de quienes lo practican.

 

*Societe Psychanalityque du Paris
Please follow and like us:
error
  Subscribe  
Notify of