Dia Internacional de la Felicidad

http://vamiha.com

La felicidad: ese gnomo que se aparece y desaparece en la vida de las personas, y que después de esa primera aparición, se ponen a corretearla, entre la maleza de su existir, recordando cuando fueron felices y la dejaron ir; quedándose, en lo que fue y que ya no podrá ser. Iniciando así un peregrinaje existencial en búsqueda del gnomo que les robó esa dicha en un instante. De esa manera principian una “nueva” vida, solo que ahora de desdicha; pensando que la felicidad está en algún lugar, en un destino, debajo de un árbol o al final del arcoíris.

http://vamiha.comLuego entonces, empiezan a mirar a la felicidad como un ente mitológico, como una cosa, como un Pegaso, que a veces corre y a veces vuela. Reinician nuevamente la persecución, ahora por tierra, con hechos que les indiquen que por fin llegaron a la terminal de la felicidad, o por aire, dejando volar la fantasía y construyendo castillos con respecto a lo que la felicidad es, o del lugar donde se encuentra. Y así vuelven a iniciar el camino o viaje en pos de la misma.

Después intentan agarrarla con las manos, poseerla, adquiriéndola en la tienda de la esquina, a través de objetos, posesiones, status, propiedades. Atrás quedó lo romántico de la felicidad, la idea que nos fueron vendiendo acerca de ella; ahora “es el momento de ser realistas”. Después de tanto perseguirla llegan a la conclusión de que la felicidad es una utopía. Se encuentran tan cansados, tristes, melancólicos, que para defenderse de todos esos sentimientos, simplemente incrementan sus conductas consumistas: las grandes fiestas, los grandes carros, el gran vacío en el que se metieron.

La felicidad se les fue entre los dedos como el agua que fluye entre las rocas, sin darse cuenta que las manos no pueden ser una represa para la felicidad.

Con todo esto, la pregunta emerge por sí misma: ¿La felicidad está fuera de uno mismo?, ¿qué se hace para ser feliz?, ¿se compra?, ¿en dónde?

En esta época de consumismo desmedido, es casi imposible encontrar la felicidad, dado que nos invitan a buscarla en el exterior del ser; siendo que está tan cerca de cada persona, que por ello se hace invisible. Sería tan sencillo, si el ser humano en lugar de dirigir sus ojos al exterior, los dirigiera a su interior, para darse cuenta que esa felicidad, está justo ahí, donde se está parado o sentado. En el instante en el que se toma la mano de un amig@, de la pareja, de la madre, del padre, de l@s hij@s, en la sonrisa que nos regalan al amanecer, en el beso de buenos días o noches, en ese “te amo” susurrado al oído, en el platillo que se comparte con la persona amada, en la película que se está viendo. Cuando revisas tu día y sabes que diste lo mejor de ti, y así sucesivamente. Ese momento de plenitud en el que te encuentras contigo mism@ y reflexionas sobre tus acciones y sentires. Cuando se regresa a ser quién se dejó de ser, por andar buscando una felicidad que le dijeron que tenía que buscar y perseguir o hasta comprar; llenándose de bienes materiales que le harían feliz, en lugar de, simplemente, sentirla y vivirla en cada instante de su existencia.

La felicidad no se encuentra en el exterior, no está al final del arcoíris, no se esconde, no es un artículo robado por un gnomo, ni vuela lejos de ti como un Pegaso, simplemente no lo miras porque esta tan cerca de ti que no lo puedes creer. La deseas tanto que eso mismo te aleja, te resulta tan amenazante, que no sabrías que hacer con ella. Y lo peor de todo, es que te espanta de sobremanera el vivirte feliz, porque sabes que tendrás que re-aprender a ser quién dejaste de ser, para de esa manera llegar a aceptarte y asumirte a plenitud. Hasta entonces sabrás que estás feliz.

http://vamiha.com

La felicidad no significa ausencia de dolor o tristeza, es la integración del existir. La felicidad no está en un lugar lejano a ti; está en ti mism@, de hecho es un estado, no un lugar.

Te invitamos a ser parte de la comunidad Vamiha donde encontrarás un ambiente de felicidad y reflexión, así como de aprendizaje y de desarrollo personal, al ir descubriendo el camino del asumirte y ser tu mism@.

Dr. Rubén Alberto Ibarra Ayala

Please follow and like us:
error
  Subscribe  
Notify of