Arriésgate a sentarte en la silla incomoda (Parte I)

http://vamiha.com

*Terapeuta Gestalt y de Movimiento

 Por un momento me quedo reflexionando y vienen a mi  aquellas palabras o sugerencias de cerrar ciclos, lo leo tan fácil cada vez que va a concluir el año, más que esas palabras de cierra ciclos, yo diría proponte analizar qué partes aun duelen, aun son incómodas o en qué partes te sientes atrapado o atrapada, qué es lo que no te da esa libertad para lograr paz, tranquilidad y plenitud, cuando logres responder arriésgate a trabajar.

El arriesgarnos es como sentarnos en esa silla incómoda para ver la realidad que nosotros mismos hemos estructurado o le hemos dado forma, la mayoría de las veces la hemos cargado de nuestros pensamientos catastróficos que no damos pauta a ver con claridad la verdadera esencia de nuestra vida.  Sentarnos en esa silla incómoda es también hacer contacto con nuestras verdaderas emociones sin disfraz alguno, conectar con las sensaciones y los verdaderos pensamientos: los nuestros.

Todo ser humano tiene partes rotas, el problema es que a veces ni nosotros sabemos cuáles son, y por no darnos cuenta, transformamos todo en sufrimiento e incluso proyectamos nuestras partes pesarosas, nuestras piezas pérdidas  o piezas que allí están pero que no vemos,  lo peor es que algunas veces las depositamos en otras personas. Recordemos que todos somos espejos de todos, porque en los que me rodean se proyectan mis partes agradables, pero también las desagradables.

http://vamiha.comRecordemos que todo es un caos cuando responsabilizamos al otro por nuestras desgracias, por nuestro dolor, por nuestro enojo, por nuestra tristeza; por ejemplo: Por tu culpa no soy feliz, por tu culpa estoy enojado,  y la pregunta es, ¿En qué momento me voy a responsabilizar de lo que a mí me corresponde? En qué momento me voy a responsabilizar de mis piezas rotas, en qué instante me voy a comprometer con mi dolor, en qué tiempo me voy a asegurar de mis acciones, de mis decisiones, de lo que día a día estoy eligiendo, en qué momento pensaré en mis propias emociones.

Pensemos que si nos negamos a mirar lo que está allí en la oscuridad, nos condenaremos a caminar a ciegas y no encontraremos la claridad que muchas veces  buscamos. El pasado no se olvida, ni se borra, ni se deja atrás, ¿Pero cómo sé que ya no duele? la respuesta es desde el momento en que puedo hablarlo sin sentir el dolor y descubriendo que ahora es un tesoro que nos dará pauta para seguir evolucionando, será el momento indicado en que sé que ya no duele.

Así que sentarnos en esa silla incomoda nos dará pauta para dejar de repetir el mismo patrón de conducta que nos hace llegar siempre al mismo resultado, si en este momento te encuentras en un callejón sin salida, pregúntate cómo le haces para entrar allí, cómo repites una y otra vez esos instantes indeseables.

http://vamiha.comSi me preguntas si da desasosiego sentarse en esa silla incomoda, mi respuesta es sí, sí me ha dado miedo, muchas veces me he sentado en ese lugar frente a mi terapeuta, recuerdo perfectamente las primeras veces, mi corazón acelerado, mis manos sudaban, sentía que todo me temblaba y cuando comenzaba a entrar a mi mundo oscuro me di de frente con mis miedos, enfados, congojas, con mi dolor, con todo ese cúmulo de pensamientos catastróficos, con las realidades que yo había construido bajo mi propia conveniencia, con mis propios engaños y hasta la fecha cada vez que me sigo sentando en esa silla incómoda sigo encontrando piezas rotas.

Mientras más me resistía a conocerme, más me perdía de mí mismo, más dejaba de ser… hoy cuando me siento en esa silla incómoda más me sigo descubriendo, más me aligero, hoy puedo  decir que cada vez que me siento ahí me lleno de alegría, y es cuando me digo voy hacia mi encuentro, y para seguirme encontrando necesito conocer antes mis propios demonios.

No pierdas tiempo, arriésgate a sentarte en la silla incómoda para sanar lo que duele, para encontrar tus piezas extraviadas, para ver tus piezas rotas, para encontrarte tú mismo, para evolucionar, para trascender.

 

Continuará…

 

Entra en contacto con el articulista da click aquí

Please follow and like us:
error
  Subscribe  
Notify of